RSS

Archivo de la etiqueta: Junta Arbitral

La Ejecución Judicial de los Laudos Arbitrales

El procedimiento para la ejecución de laudos arbitrales se encuentra regulada en los arts. 52 a 59 de la Ley 36/1988 de 5 de diciembre de Arbitraje.

Un laudo arbitral es eficaz desde su notificación a las partes. Así, si el laudo no se ha cumplido voluntariamente en el plazo de diez días desde su notificación, podrá solicitarse su ejecución forzosa ante el Juzgado de 1ª Instancia del lugar en donde se haya dictado.

¿Qué documentación debe de presentarse en la Solicitud de Ejecución?

La parte que solicita la ejecución deberá presentar una demanda de ejecución forzosa acompañando la siguiente documentación:

1º.- Una copia autorizada del laudo arbitral

2º.- Los documentos acreditativos de la notificación a las partes del laudo arbitral

3º.- Copia del convenio arbitral y, en el supuesto de que el laudo arbitral hubiese sido recurrido anteriormente, copia de la resolución judicial resolviéndolo.

Tramitación

El Juzgado de 1ª Instancia que recibe la demanda de ejecución da traslado de la misma y de los documentos presentados a la parte ejecutada. La ejecutada dispone de cuatro días para alegar que ha presentado y está pendiente recurso de anulación contra el laudo arbitral o que el laudo ha sido ya anulado. En estos casos, el Juzgado de 1ª Instancia, bien suspenderá la ejecución hasta la resolución del recurso, bien ordenará, definitivamente, el archivo del procedimiento de ejecución.

En el supuesto de que la oposición a la ejecución del laudo arbitral no tenga fundamento en los dos anteriores motivos, el Juzgado de 1ª Instancia dictará auto mandando seguir adelante con la ejecución.

Demanda Ejecutiva de un Laudo Arbitral

 
Deja un comentario

Publicado por en enero 30, 2013 en Derecho Fácil, Formularios

 

Etiquetas: , ,

Las Juntas Arbitrales de Transporte

Existe en materia de conflictos originados como consecuencia del Transporte Terrestre la posibilidad, en ocasiones obligatoria, de someter los mismos a la decisión de un órgano extrajudicial cuyas resoluciones, sin embargo, tendrán la misma eficacia que la de cualquier Sentencia judicial.  Estos órganos son las Juntas Arbitrales de Transporte.

Las Juntas Arbitrales deciden, con los efectos previstos en la legislación general de arbitraje, las controversias que surgen en relación con el cumplimiento de los Contratos de Transporte terrestre y de las actividades auxiliares y complementarias del transporte por carretera que se someten a su conocimiento.

El sometimiento de dichas controversias a su conocimiento se realiza de la siguiente forma:

a) Siempre que la cuantía de la controversia no exceda de 3.005,06.-euros, el sometimiento a las Juntas Arbitrales es obligatorio, salvo que las partes hayan pactado de forma expresa lo contrario.

b) En las controversias cuya cuantía exceda de 3.005,06.-euros, si las partes contratantes pactaron expresamente el sometimiento al arbitraje de las Juntas en el Contrato.

transporteLa creación y delimitación de las funciones de las Juntas Arbitrarles de Transporte se hizo en los Arts. 37 y 38 de la Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de los Transportes Terrestres.

Además, el sometimiento a las Juntas, su composición, competencia, cuestiones sobre el procedimiento general y otros casos particulares se encuentran también previstos en el desarrollo reglamentario de la ley, realizado por Real Decreto 1211/1990, de 28 de septiembre, así como en la Condición 5ª de ambos anexos, A y B, de la Orden de 25 abril de 1997, por la que se establecen las Condiciones Generales de Contratación de los Transportes de Mercancías por Carretera.

Composición de las Juntas arbitrales

Las Juntas Arbitrales están compuestas por un Presidente y por un mínimo de dos y un máximo de cuatro Vocales designados todos ellos por la autoridad competente de las Comunidades Autónomas, o, en su caso, por la Dirección General de Transportes Terrestres.

El Presidente y, en caso de estimarlo procedente, dos Vocales como máximo, serán designados entre personal de la Administración con conocimiento de las materias de competencia de la Junta, formando en todo caso parte de las Juntas los dos Vocales representantes de los cargadores o usuarios y de las Empresas del sector del transporte. El Presidente habrá de ser Licenciado en Derecho.

Cuando el conflicto se suscite entre dos Empresas transportistas o de actividades auxiliares y complementarias del transporte, no actuará el Vocal representante de los cargadores o usuarios, siendo las dos vocalías obligatorias ocupadas por los representantes de los dos sectores a que correspondan las Empresas en conflicto, cuando éstos fueren diferentes y estuvieran designados representantes distintos para ambas o actuando solamente el único Vocal competente cuando no se den estas últimas circunstancias.

El órgano competente sobre cada Junta de Arbitraje del Transporte designará asimismo el Secretario de ésta, pudiendo recaer dicho cargo en uno de los Vocales miembros de la Administración que, en su caso, existan. Se adscribirá a la Secretaría de la Junta el personal auxiliar que, resulte preciso para el funcionamiento de la Junta. Podrán designarse miembros suplentes, tanto del Presidente como de los Vocales y Secretario de las Juntas.

Funciones

Sin perjuicio de las que, para facilitar el cumplimiento del Contrato de Transportes y para proteger los intereses de los transportistas y de los usuarios o Cargadores, le puedan ser expresamente atribuidas por el Ministro de Fomento, corresponde a las Juntas Arbitrales del Transporte el ejercicio de las siguientes funciones:

a) Resolver las controversias de carácter Mercantil surgidas en relación con el cumplimiento de los Contratos de Transporte terrestre y de las actividades auxiliares y complementarias del Transporte por carretera, quedando excluidas las controversias de carácter laboral o penal.

b) Informar y dictaminar sobre las condiciones de cumplimiento de los Contratos de Transporte terrestre y de actividades auxiliares y complementarias de Transporte por carretera, las cláusulas generales y particulares de su ejecución, las incidencias derivadas de dicha ejecución, las tarifas aplicables y los usos de comercio de observancia general.

c) Actuar como depositarias y realizar, en su caso, la enajenación de las mercancías no retiradas que corrieran riesgo de perderse o cuyos portes no hayan sido pagados, a fin de garantizar la percepción de los mismos por el transportista.

d) Realizar las funciones de peritación sobre el estado de los efectos transportados, procediendo en su caso al depósito de los mismos.

Competencia

La competencia de las Juntas para realizar las actuaciones previstas vendrá determinada por el lugar de origen o destino del transporte o el de celebración del correspondiente Contrato, a elección del peticionario o demandante, salvo que expresamente y por escrito se haya pactado en el Contrato la sumisión a una Junta concreta.

En el caso de que la controversia se plantee ante más de una Junta de las previstas, será competente aquélla ante la que se hubiera, suscitado con anterioridad, debiendo abstenerse en su favor las restantes.

En cuanto a las funciones previstas, se realizarán por la Junta competente en el territorio en el que estén situadas las mercancías.

Procedimiento general

La posibilidad de acción de las partes intervinientes en el Contrato ante las Juntas para promover el arbitraje prescribe en los mismos plazos en que se produciría si se tratara de una acción judicial que se plantease ante los Tribunales de Justicia. Las actuaciones son instadas por escrito firmado por el actor o sus representantes, en el que se debe expresar el nombre y domicilio del reclamante y de la persona contra la que se reclama, haciendo exposición de los fundamentos de hecho y de derecho en los que se justifique la reclamación especificando el contenido de la misma y proponiendo las pruebas que se estimen pertinentes.

sobre

Por la Secretaría de las Juntas se remite copia de la reclamación a la parte contra la que se reclama, y se señala en ese mismo escrito fecha para la vista, que comunicándose tal fecha también al demandante.

En la vista, que es oral, las partes pueden alegar lo que a su derecho convenga y aportar o proponer las pruebas que estimen pertinentes.

El proceso termina con la emisión por la Junta de un laudo, una vez oídas las partes y practicadas o recibidas las pruebas que resulten pertinentes. Los laudos tendrán los efectos previstos en la legislación general de arbitraje.

Transcurridos diez días desde que fuera dictado el laudo, podrá obtenerse su ejecución forzosa ante el Juez de Primera Instancia del lugar en donde se haya dictado, siendo en tal caso aplicables, asimismo, las previsiones de la legislación general de arbitraje.

Los arbitrajes a que se refiere este artículo serán gratuitos, sin perjuicio de la obligatoriedad de satisfacer los gastos generados por la práctica de pruebas. El pago de las costas se regirá por lo dispuesto en la legislación general de arbitraje.

Procedimiento en caso de impago del porte o no recepción de mercancías

Las Juntas Arbitrales del Transporte tienen la posibilidad, a instancia de los interesados, y una vez escuchadas a ambas partes de la controversia de forma sumaria, de hacer depósito  provisional, peritación y subasta pública de mercancías en cantidad suficiente para el pago de los portes y gastos, a los que se añadirán los consecuentes a estas actuaciones de las Juntas.

No obstante lo anterior, cuando por el carácter perecedero de las mercancías, éstas corrieran riesgo de perderse, las Juntas de Arbitraje del Transporte pueden también proceder a su venta directa.

La realización de estas actuaciones proceden:

● Cuando el destinatario al que se hubieran entregado las mercancías no realice, en el plazo de veinticuatro horas el correspondiente pago y éste no se hubiera producido con anterioridad.

● Cuando el destinatario no se halle en el domicilio indicado para realizar la entrega o cuando rehúse recibir las mercaderías, no realizando el pago de los portes debidos.

● Cuando las mercancías transportadas corrieran el riesgo de perderse por su naturaleza o por accidente inevitable, sin que hubiera tiempo para realizar la entrega ni para que sus dueños dispusieran de ellas, o dieran instrucciones al respecto al transportista.

Como en otras entradas, puede, si así lo desea, descargarse un modelo de reclamación ante una Junta Arbitral de Transporte a través del siguiente enlace

Formulario Reclamación Junta Arbitral de Transporte

 
Deja un comentario

Publicado por en enero 8, 2013 en Derecho Fácil, Formularios

 

Etiquetas: , , ,