RSS

Archivos Mensuales: enero 2014

Reclamación de Impagados y Recuperación del IVA

La primera idea esencial que deseamos trasladar a través de este artículo es que la mera existencia de una factura impagada es, en multitud de ocasiones, consecuencia de una falta de prevención. A pesar de que existen impagos impredecibles, un porcentaje muy alto de los mismos, se podrían evitar si se hubieran adoptado las medidas pertinentes de prevención.

Pinche en la imagen para acceder al dossier completo publicado por CE Abogados.

Igualmente puede, a través del siguiente enlace, acceder a multitud de modelos preparados para poder gestionar cualquier tipo de reclamación o encargarnos la gestión integral de sus impagados

Reclamación de Impagados

 
Deja un comentario

Publicado por en enero 17, 2014 en Derecho Fácil

 

Etiquetas: ,

¿Por qué son útiles los reconocimientos de deuda?

Utilidad práctica de los Reconocimientos de deuda

En la actual situación de crisis económica y ante la evidente dificultad de  obtener resultados  positivos  y efectivos en situaciones de reclamación judicial de deudas, ello considerando la lentitud de los procedimientos judiciales, las dificultades de hacer efectivas las sentencias condenatorias, las gastos que encarecen dichas reclamaciones y, por supuesto, la necesidad de acreditar  la realidad de la deuda que se reclama, hacen que un reconocimiento de deuda sea claramente una de las soluciones más ventajosas  para solventar situaciones de impagos y morosidades.

El reconocimiento de deuda supone en primer lugar, y ello no es poco, un  arreglo entre partes que tiene como premisa el reconocimiento del deudor  de su condición como tal, estableciéndose en relación a la definitiva liquidación de la deuda pendiente un cuándo (en qué fecha o en qué plazos) y un cómo (mediante pagos en efectivo, endosos, etcétera).

eurosEl principio de autonomía de la voluntad de las partes que rige en nuestro derecho y que se refleja en el art. 1255 del Código Civil (“los contratantes pueden establecer los pactos, cláusulas y condiciones que tengan por conveniente, siempre que no sean contrarios a las leyes, a la moral, ni al orden público”), da cobertura a la posibilidad de documentar este tipo de acuerdos, con una  amplitud de soluciones tales como:

–        Acuerdos de quita en los que el deudor se ofrece al pago de las cantidades adeudadas en menor porcentaje que el inicialmente debido.  Con ello el deudor reduce su deuda y gana el acreedor zanjando su crédito en un plazo menor.

–        Acuerdos en los que se establezcan garantías e incluso se consiga introducir a terceros que se obliguen solidariamente con el deudor en el pago de las cantidades acordadas, caso que puede llegar a ser frecuente negociar cuando el deudor es una empresa que ofrece a su administrador como garante solidario.  En caso de impagos de las cantidades reconocidas y acordadas, el acreedor puede indistintamente acudir contra el patrimonio del deudor inicial o del  solidario

Ante esta solución, ¿qué forma debería de adoptarse a la hora de elaborar un reconocimiento de deuda?

Partimos de que son perfectamente válidos los actos y contratos otorgados en documento privado e, incluso, convenidos verbalmente.  No obstante mi consejo es el del otorgamiento a tales efectos de una escritura pública de reconocimiento de deuda, ello por cuanto a la postre, podemos en el caso del incumplimiento de los plazos fijados en el reconocimiento, instar un procedimiento de Ejecución de Títulos no Judiciales, mucho más ágil que cualquier otro procedimiento declarativo en el que se deba de acreditar la certeza de la deuda para obtener una Sentencia favorable.

El artículo 517.2.4º de la Ley de Enjuiciamiento Civil reputa como título que lleva aparejada ejecución:

“Las escrituras públicas, con tal que sea primera copia; o si es segunda que esté dada en virtud de mandamiento judicial y con citación de la persona a quien deba perjudicar, o de su causante, o que se expida con la conformidad de todas las partes”.

¿Qué contenido mínimo debe de incluir un reconocimiento de deuda?

1º.-  Identificación clara y completa de cuál es o cuáles son las personas que reconocen la deuda: si se trata de una persona física, nombre y apellidos, domicilio y documento identificativo; si se trata de una persona jurídica, su denominación, domicilio social, datos registrales, número de CIF, nombre y apellidos y DNI de la persona que actúa en su representación, consignando expresamente el cargo que desempeña en la sociedad.

2º.- Identificación clara y completa de cuál es la persona (física o jurídica) a la cuyo favor se reconoce la deuda.

3º.-  Determinación exacta de la cantidad adeudada: importe y moneda; referida, preferiblemente, tanto en cifras como en letras, siendo válida esta última, en caso de discordancia.

4º Expresión de la fecha máxima en que el deudor se compromete a tener liquidada la deuda.

5º El lugar y la fecha en que se emite el reconocimiento.

6º La firma de la persona que reconoce la deuda y, si el reconocimiento fuera emitido por una sociedad, la antefirma, el sello de la empresa o, al menos, la expresión de estar actuando “por representación”, “por poderes” o, simplemente, las iniciales “p.p.” .

A continuación puede acceder y adquirir un modelo de reconocimiento de deuda:

Contrato de Reconocimiento de Deuda y Condonación

 
18 comentarios

Publicado por en enero 7, 2014 en Derecho Fácil, Formularios

 

Etiquetas: