RSS

Archivos Mensuales: julio 2013

Las Sociedades Profesionales

Las sociedades profesionales son aquellas sociedades que tienen por objeto social el ejercicio en común de una actividad profesional, requiriéndose a tales efectos una titulación universitaria oficial o una titulación profesional para cuyo ejercicio sea necesario acreditar una titulación universitaria oficial, e inscripción en el correspondiente Colegio Profesional.

Este tipo de sociedades aparecen reguladas en la Ley 2/2007, de 15 de marzo, de sociedades profesionales

* Forma Societaria

La Ley de Sociedades Profesionales establece el principio de libre elección de forma social, por tanto, los profesionales pueden escoger entre cualquiera de las formas societarias que ofrece nuestro ordenamiento jurídico (sociedad civil, limitada, anónima, laboral, cooperativa, comanditaria, colectiva)

* Denominación de la Sociedad

La sociedad profesional podrá tener una denominación objetiva o subjetiva. Cuando la denominación sea subjetiva se formará con el nombre de todos, de varios o de alguno de los socios profesionales. En la denominación social deberá figurar, junto a la indicación de la forma social de que se trate, la expresión profesional.

Se admite una denominación abreviada, que se formará con las siglas propias de la forma social adoptada seguidas de la letra p (por ejemplo, “Sociedad anónima profesional” o “S.A.P.” o Sociedad Limitada Profesional o S.L.P.).

* Objeto Social

La sociedad profesional únicamente podrá ejercer la actividad profesional que constituye su objeto social, teniendo a su vez en cuenta que, dentro de ese objeto social, las sociedades profesionales podrán ejercer varias actividades profesionales, siempre que su desempeño no se haya declarado incompatible por norma legal o reglamentaria.

* Composición

En las sociedades profesionales pueden coexistir dos tipos de categorías de socios, los profesionales y los no profesionales pero la existencia de socios profesionales es inexcusable.

Sin embargo, la Ley establece una importante limitación, y es que el 75% del capital y de los derechos de voto o las tres cuartas partes del patrimonio social y del número de socios en las sociedades no capitalistas, habrán de pertenecer a socios profesionales. Igualmente habrán de ser socios profesionales las tres cuartas partes de los miembros de los órganos de administración.

* Formalización del contrato

El contrato de sociedad profesional debe formalizarse en escritura pública, incluso en el caso en el que la forma social elegida sea la de Sociedad Civil y en todo caso expresará el siguiente contenido mínimo:

a. La identificación de los otorgantes, expresando si son o no socios profesionales

b. El Colegio Profesional al que pertenecen los otorgantes y su número de colegiado, lo que se acreditará mediante certificado colegial, en el que consten sus datos identificativos, así como su habilitación actual para el ejercicio de la profesión.

c. La actividad o actividades profesionales que constituyan el objeto social

d. La identificación de las personas que se encarguen inicialmente de la administración y representación, expresando la condición de socio profesional o no de cada una de ellas.

La escritura de constitución deberá inscribirse en el Registro Mercantil, para que la sociedad profesional adquiera su personalidad jurídica, y en el Registro de Sociedades Profesionales del Colegio Profesional que corresponda a su domicilio.

A la hora de confeccionar los Estatutos:

a) resulta conveniente que se establezcan las condiciones de desarrollo de las prestaciones profesionales sobre todo si rige una prohibición de los socios profesionales de competir con la sociedad prestando sus servicios por cuenta propia o ajena.

b) Debe de aclararse en los Estatutos si la participación de los socios profesionales por la prestación de servicios puede ser a través del pago de dividendos o a través de una retribución. Salvo que los estatutos establezcan algo al respecto, prevalecerá el criterio de la participación en el capital.

c) Es conveniente que los estatutos establezcan una cláusula de arbitraje para las controversias que surjan entre los socios, entre socios y administradores y entre cualquiera de éstos y la sociedad.

* Fiscalidad

La elección de la forma social también es relevante a la hora de tributar. Así, las sociedades mercantiles se hallan sujetas al tipo fijo del Impuesto de Sociedades, que con carácter general es del 30%, reduciéndose al 25% en los casos de volúmenes de negocio inferiores a 8 millones de euros, aunque sólo por los primeros 120.202,41€, pues el exceso tributa al 30%. En cambio la tributación de las sociedades civiles se basan en el sistema de atribución de rentas al tipo progresivo del IRPF

* Seguridad Social

Los socios profesionales que reúnan los requisitos exigidos para el ejercicio de la actividad profesional que constituye el objeto social de la sociedad y que la ejerzan en la misma estarán, en lo que se refiere a la Seguridad Social, a lo establecido en la disposición decimoquinta de la Ley 30/1995, de 8 de noviembre, de Supervisión y Ordenación de los Seguros Privados:

– Quienes ejerzan una actividad por cuenta propia que requiera la incorporación a un Colegio Profesional cuyo colectivo no hubiera sido integrado en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, se entenderán incluidos en el campo de aplicación del mismo, debiendo solicitar, en su caso, la afiliación y, en todo caso, el alta en dicho Régimen.

– No obstante lo establecido en el párrafo anterior quedan exentos de la obligación de alta en el Régimen Especial de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos los colegiados que opten o hubieran optado por incorporarse a la Mutualidad de Previsión Social que pudiera tener establecida el correspondiente Colegio Profesional.

Contrato Sociedad Civil Profesional

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en julio 26, 2013 en Derecho Fácil

 

¿Qué son las cuentas en participación?

La actual situación de crisis económica y la dificultad de las empresas y emprendedores de acceder a los instrumentos clásicos de financiación, ha llevado a la utilización de una figura jurídica, ya contenida en nuestro Código de Comercio (art. 239 a 243) pero que, en la actualidad, quizá esté cobrando mayor relevancia e importancia.

Estamos así ante una figura jurídica de naturaleza mercantil por la que una persona (partícipe) realiza una aportación patrimonial al negocio de un empresario (gestor) para participar en los resultados económicos del mismo, sin intervenir en su gestión y sin arriesgar mayor capital que el aportado

Se trata de un contrato consensual, que no requiere de forma escrita aunque es altamente recomendable que así sea, en el que no se está constituyendo ningún tipo de sociedad entre el partícipe y el gestor, pero que si que genera una serie de derechos y obligaciones para unos y otros:

* Derechos y Obligaciones del Partícipe

a) El Partícipe tiene derecho a controlar el destino de su aportación

b) El Partícipe tiene derecho a la participación en las ganancias y en las pérdidas, teniendo en cuenta que, salvo que se pacte otra cosa, la participación en las pérdidas no podrá superar el valor de lo aportado

c) Y su obligación se resume en realizar la aportación según lo pactado

Derechos y Obligaciones del Gestor

a) El Gestor tiene derecho a participar, tal y como lo hace el partícipe, en las ganancias y en las pérdidas

b) Y sus obligaciones se resumen en: destinar la aportación a las actividades previstas en el contrato; gestionar el negocio con la debida diligencia y rendir cuentas de los resultados del negocio y de su propia gestión.

Es importante destacar que en las relaciones externas, es únicamente el gestor quien actuando en su propio nombre, adquiere los derechos y asume las obligaciones que se deriven de la actividad empresarial desarrollada. Los terceros tienen acción contra el gestor, quien responderá personal e ilimitadamente de las obligaciones contraídas, pero no pueden dirigirse contra el partícipe.

“podrán los comerciantes interesarse los unos en las operaciones de los otros, contribuyendo para ello con la parte del capital que convinieren y haciéndose partícipes de los resultados prósperos o adversos en la proporción que determinen”. (art. 239 del C.Co)

Contrato de Cuentas en Participación

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 23, 2013 en Derecho Fácil, Formularios

 

Etiquetas: ,

Tablas orientadoras para determinar las pensiones alimenticias de los hijos en los procesos de familia

El pasado 11 de julio de 2013, un grupo de trabajo bajo el encargo del Consejo General del Poder Judicial expuso al Pleno del mismo una memoria explicativa acerca de unas tablas orientadoras que permitan a los Juzgados  determinar las pensiones alimenticias de los hijos. Tablas que recogen criterios mantenidos por la jurisprudencia de nuestros Tribunales, así como determinadas  bases científicas y que, según manifestación del propio CGPG, constituyen una respuesta a las demandas planteada por los distintos operadores jurídicos.

juzgadoEl propio CGPJ publicará en próximos días una aplicación informática on line de las Tablas para realizar los cálculos de cada caso de forma sencilla y que estará a disposición de los jueces, tribunales, de todos los operadores jurídicos y de la ciudadanía.

Igualmente se anuncia que dichas tablas se actualizarán cuando se produzcan cambios en la estructura de gastos de las familias y, como mínimo, cada cinco años.

¿Cuál es la motivación de estas tablas?

Según explica el propio CGPJ “La creación de las Tablas Estadísticas de Pensiones Alimenticias era una demanda planteada desde hace unos años por los distintos operadores jurídicos que trabajan en el ámbito del Derecho de familia.

En varios de los tres encuentros de Magistrados y Jueces de Familia con la Asociación Española de Abogados de Familia organizados por el CGPJ se ha insistido en la utilidad, con carácter orientador, de la existencia de dichas Tablas.

Así, en una de las últimas jornadas de jueces especializados concluyeron que estas tablas son un instrumento muy útil en el ejercicio de la función jurisdiccional en los procesos de familia, “pues incrementa los niveles de previsibilidad de la respuesta judicial, aumenta la seguridad jurídica y facilita acuerdos y soluciones de auto-composición en este tipo de procesos, evitando en buena medida los costes sociales de los procesos contenciosos”.

El sistema de Tablas para la fijación de pensiones en los procesos de familia viene siendo empleado desde hace años en algunos países de nuestro entorno, como Canadá, Noruega, Estados Unidos y Alemania entre otros.

Doctrinalmente, ha sido abordado con frecuencia en revistas y publicaciones especializadas en Derecho de Familia. Todos los autores coinciden en la conveniencia de elaborar una Tabla de pensiones que tuviese una aplicación generalizada, con carácter orientador, habida cuenta de que son numerosos los procesos de familia en los que la única o principal cuestión a debate es precisamente la cuantía de la pensión alimenticia en favor de los hijos.”

Se puede acceder a dichas tablas, así como al contenido íntegro de la memoria presentada ante el pleno del CGPJ, a través del siguiente enlace: Memoria explicativa de las tablas orientadoras para la determinación de las pensiones alimenticias de los hijos en procesos de familia.

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 18, 2013 en Derecho Fácil

 

Etiquetas: ,

Arrendamientos: Nuevas Medidas para su fomento y consultas más frecuentes

Arrendamientos 1Arrendamientos 2Arrendamientos 3Arrendamientos 4Arrendamientos 5Arrendamientos 6

Contrato Arrendamiento Vivienda Ley 4_2013-2

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 10, 2013 en Derecho Fácil

 

Etiquetas: