RSS

Las Rentas Mínimas de Inserción en las Comunidades Autónomas

21 Feb

Actualmente en España, el Sistema de Seguridad Social es la principal herramienta de prevención de las situaciones de pobreza y con ello, la principal modalidad de prestación asistencial por desempleo a cargo de nuestro Sistema de Seguridad Social es el llamado subsidio por desempleo. Ahora bien, a esta modalidad asistencial hay que añadir un tipo específico de medida de protección en la que aparece acentuada su finalidad asistencial: la Renta Mínima de Inserción. Su principal característica es que su devengo no se condiciona a la previa existencia de un periodo mínimo de cotización, ni al agotamiento de una prestación contributiva por desempleo (factores que sí han de concurrir cuando se trata de percibir un subsidio por desempleo).

EL REPARTO DE COMPETENCIAS EN MATERIA DE INGRESOS MÍNIMOS

Así, bajo el genérico nombre de “rentas mínimas de Inserción” se está haciendo referencia a dos realidades distintas: las rentas mínimas estatales y las rentas mínimas autonómicas, cuyos requisitos de acceso y características de devengo marca respectivamente cada una de las comunidades autónomas en la normativa de reconocimiento de este tipo de prestación. Así, tanto la creación como la configuración concreta y la dotación de este tipo de rentas, así como su dotación presupuestaria, queda dentro del poder de decisión de cada Comunidad Autónoma.

LAS PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE LAS RENTAS MÍNIMAS AUTONÓMICAS

pobrezaLa finalidad de este tipo de ayudas asistenciales no es  privar de eficacia en el ámbito de la Comunidad Autónoma a la llamada “Renta Activa de Inserción” estatal, sino de mejorar, en el ámbito territorial correspondiente el tipo de atención que reciben las personas en especial situación de exclusión social o por tanto, aquejados de especiales dificultades para encontrar empleo.

Todas estas medidas autonómicas se centran en sujetos pertenecientes al grupo de edad comprendido entre los 25 y los 65 años (a diferencia de la Renta Mínima de Inserción Estatal en la que únicamente se marcan los 65 años como edad máxima para poder solicitar este tipo de ayudas sin predeterminar la edad mínima).

En concreto, la mejora que establecen las Rentas Mínimas autonómicas sobre la Renta Mínima de Inserción estatal puede plantearse desde dos puntos de vista:

  • Bien ampliando el elenco de supuestos en los que se puede solicitar la percepción de esta renta mínima de inserción (unas veces, aumentando la renta anual de la unidad familiar que se tomará como punto de referencia para valorar la situación de exclusión social, flexibilizando el margen de edad de los sujetos que pueden acceder a estas prestaciones, etc). De tal manera se consigue que sujetos que no tendrían derecho a percibir la renta activa de inserción estatal, sí que pueden beneficiarse de estos programas autonómicos de inserción sociolaboral, puesto que sí se ajustan a los requisitos, menos exigentes, de estas prestaciones autonómicas.
  • Otras veces, lo que se mejora es la dotación económica de este tipo de ayudas: tanto ampliando el número de meses de dotación de la renta activa, como elevando la cantidad económica mensual con que se intenta compensar la situación de pobreza del solicitante.

ANÁLISIS DE LOS DISTINTOS INGRESOS MÍNIMOS DE INSERCIÓN ATENDIENDO A CADA COMUNIDAD AUTÓNOMA

a) Rentas mínimas anuales necesarias para tener acceso a este tipo de prestaciones

Cada Comunidad Autónoma es la que establece cuál es el mínimo de ingresos anual por debajo del cual puede considerarse a una persona en situación de pobreza extrema, y por lo tanto, con posibilidad de solicitar la percepción de la Renta Mínima de Inserción.

pobreza 2

 b) Cuantía y duración de la prestación

Se atiende a determinados porcentajes para condicionar la dotación de estas ayudas económicas:

Así, como ejemplo, cabe señalar que en Andalucía, la Renta Mínima de Inserción tiene una dotacióneconómica equivalente al 62% del SMI de cada año, o del 70% SMI en La Rioja. Por su parte, en la Región de Murcia y en Castilla y León, la renta Mínima de Inserción asciende al 75% del IPREM

En lo que respecta a su duración, el periodo de tiempo en el que se prevé la concesión de este tipo de ayudas oscila, por Comunidades Autónomas con carácter general, entre los 6 y los 12 meses. Sirva como ejemplo los 6 meses que como máximo contemplan Andalucía y La Rioja o los 12 meses que, como máximo puede percibirse, salvo situaciones excepcionales, la Renta Mínima de Inserción en la Región de Murcia, en Valencia o en Castilla y León.

c) Preferencias destinadas a ciertos colectivos

Existen grupos sociales que, en ocasiones, son objeto de una atención preferente

  • Mujeres víctimas de violencia de género
  • Extranjeros y minorías étnicas
  • Trabajadores desempleados con minusvalías

Recomiendo el siguiente blog: http://rentaminimadeinsercion.wordpress.com que analiza y actualiza constantemente todo lo relativo a las Rentas Mínimas de Inserción

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en febrero 21, 2013 en Derecho Fácil

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: