RSS

Requisitos para poder acogerse a la Dación en Pago

22 Nov

Para el el deudor hipotecario

Sólo podrán los deudores de un crédito o préstamo garantizado con hipoteca sobre su vivienda habitual, cuando concurran en ellos todas las circunstancias siguientes:

a) Que todos los miembros de la unidad familiar carezcan de rentas del trabajo o de actividades económicas.

b) Que la cuota hipotecaria sea superior al 60% de los ingresos netos del conjunto de la unidad familiar.

c) Que la unidad familiar carezca de otros bienes o derechos suficientes con los que hacer frente a la deuda.

d) Que la hipoteca recaiga sobre la única vivienda en propiedad del deudor y concedida para la adquisición de la misma.

e) Que se trate de un crédito o préstamo que carezca de otras garantías, reales o personales o, en el caso de existir estas últimas, que en todos los garantes concurran las circunstancias expresadas en las letras b) y c).

f) En el caso de que existan codeudores que no formen parte de la unidad familiar, deberán estar incluidos en las circunstancias a), b) y c) anteriores.

Requisitos para la entidad crediticia

Es necesario que la entidad de crédito se adhiera voluntariamente al Código de Buenas Prácticas (en vigor desde el 9 de marzo de 2012). Ahora bien, la aplicación del Código de Buenas Prácticas se extiende a las hipotecas concedidas para la compra de viviendas cuyo precio de adquisición no exceda de los siguientes valores:

a) Para municipios de más de 1.000.000 de habitantes: 200.000 euros;

b) Para municipios de entre 500.001 y 1.000.000 de habitantes o los integrados en áreas metropolitanas de municipios de más de 1.000.000 de habitantes: 180.000 euros;

c) para municipios de entre 100.001 y 500.000 habitantes: 150.000 euros;

d) para municipios de hasta 100.000 habitantes: 120.000 euros.

En qué a de consistir el plan de reestructuración y la dación en pago

Con carácter previo a cualquier medida que suponga la ejecución hipotecaria, debe de intentarse la reestructuración de la deuda hipotecaria.

Así, los deudores en los que concurran los requisitos que antes hemos citado, pueden solicitar y obtener de la entidad acreedora la reestructuración de su deuda hipotecaria al objeto de alcanzar su viabilidad a medio y largo plazo. En un mes desde esta solicitud, la entidad deberá notificar y ofrecer al deudor un plan de reestructuración de la hipoteca (carencia en la amortización del capital, ampliación del plazo de amortización, reducción del tipo de interés aplicable y reunificación de deudas).

Si aún así, el plan de reestructuración resulta inviable dada su situación económica de los deudores, podrán solicitar una quita en el capital pendiente de amortización, que la entidad tendrá facultad para aceptar o rechazar.

Y si pese a lo anterior, si en los doce meses desde la solicitud de la reestructuración, las medidas de reestructuración e incluso la quita aceptada no resultan viables, podrán los deudores podrán solicitar la dación en pago de su vivienda habitual. En estos casos la entidad estará obligada a aceptar la entrega del bien hipotecado por parte del deudor, a la propia entidad o tercero que ésta designe, quedando definitivamente cancelada la deuda.

La Dación supone la cancelación total de la deuda garantizada con hipoteca y de las responsabilidades personales del deudor y de terceros frente a la entidad por razón de la misma deuda.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 22, 2012 en Derecho Fácil

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: